Objetos Celestes: Júpiter

¿Sabías que Júpiter no cuenta con una superficie sólida? ¿Qué hay debajo de esas grandes nubes y tormentas? Júpiter, el…

Objetos Celestes: Júpiter

¿Sabías que Júpiter no cuenta con una superficie sólida? ¿Qué hay debajo de esas grandes nubes y tormentas?

Júpiter, el planeta más grande del Sistema Solar, una estrella frustrada que poco faltó para convertirse en una estrella.

La atmósfera del gigante gaseoso presenta en su mayoría una gran cantidad de hidrógeno y helio. Estas cantidades de moléculas son comparables con las de una estrella. También se presenta en su atmósfera pequeñas cantidades de metano, amoníaco, ácido sulfhídrico y agua.

 

La atmósfera joviana carece de un límite inferior definido y gradualmente se transforma en el interior líquido del planeta. Las nubes que podemos observar en su “superficie” están formadas por amoníaco y se distribuyen en una docena de bandas de color claro y oscuro. Estas reciben el nombre de zonas y correas, respectivamente. El color es determinado por la temperatura de estos gases, sin embargo, la formación de las bandas aún es un misterior sin resolver. Además, los vientos van desde los 360km/h hasta superar los 500km/h.

En la imagen también podemos observar inestabilidad de las bandas y la formación de vórtices (ciclones y anticiclones). Los vórtices más conocidos son la Gran Mancha Roja (GMR) y la Pequeña Mancha Roja (PMR). El tamaño de la GMR es tal que podría envolver a varios planetas del tamaño de la Tierra. Punto y a parte También se presentan tormentas y en ellas han logrado ser captados los relámpagos más intensos del Sistema Solar, debido a la evaporación y condensación del agua (Mismo principio que ocurre en la Tierra). Sin duda, la atmósfera de Júpiter está llena de fenómenos que atrapan la atención de todo aquel que se maravilla con observar sus nubes. Créditos de la foto: JUNO-NASA

Deja una respuesta

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.